L’Exquisit Mediterrani – Storytelling en el CDT de Benidorm

Una fantástica experiencia el poder participar en una iniciativa formativa conjunta surgida desde L’Exquisit Mediterrani, la Universidad de Alicante, de Valencia y de Castellón junto a nuestro compas de Gastrouni y celebrada en la la Red de CdT, Turisme Comunitat Valenciana. El turismo gastronómico es un producto en auge con creciente demanda. Una especialidad turística que exige implicar a todos los agentes posibles (productores, cocineros,empresas turísticas, administración pública, asociaciones…) e incorporar innovación, ideas, conocimiento y competitividad a su desarrollo y, sobre todo, valores de sostenibilidad y cultura gastronómica propia.

Un curso, orientado tanto a profesionales en activo como a estudiantes universitarios, para potenciar el turismo gastronómico dando respuesta a las necesidades de especialización y cualificación profesional del sector con un itinerario de 100 horas formativas donde junto a Gastrouni, fuimos los responsables del área 4 de marketing turístico, concretamente el punto 4.4 llamado «la cultura gastronómica mediterránea de la CV – relato de un modo de vida y elemento de hospitalidad». Una formación que se pudo dar simultáneamente y a la misma hora tanto en Alicante, de la mano de Óscar Carrión, Director de Gastrouni, como en Benidorm por nuestra parte.

Con la ventaja de contar con unos fantásticos alumnos de Denia, Torrevieja, Benidorm y Alicante, en las 4 horas de duración de la jornada pudimos adentrarnos en los orígenes de la gastronomía alicantina, sus valores, nuestro modo de vida, las denominaciones de origen DOP, la dieta mediterránea, así como pautas para vender nuestra gastronomía. Tras un breve descanso, nos centramos en un ejercicio práctico de storytelling donde con un ejemplo de una ficha de plato de Arroz a banda, le pedimos a los grupos de alumnos que elaboraran una historia que incluyera características, ingredientes y hasta opciones de upselling y crosselling. El resultado del trabajo de los alumnos fue brillante y bajo un relato deliciosamente apetecible, pudimos «degustar» maravillas como un Gazpacho Marinero con el que dipear, un Guiso de Pulpo que el mismo Cervantes rememoraba desde Argel o unas fantásticas Cocas de Poble que reivindicaron la tradición versus el olvido y la prisa cotidiana 🙂